Los ojos de mi abuela

octubre 12, 2012 § Deja un comentario

Yo tengo tele… y maldigo el día que la compre. Mi hija no entiende nada. Se cree que estoy loca y no entiende porque se la hago apagar “¡si todavía hacen cosas que me gustan!”
Antes de eso, desde que salí de casa de mis padres y hasta que en un momento de debilidad nos dio por comprar el trasto que preside nuestro salón, estuve un montón de años sin ella. Cada vez que veía a mi abuela ella me preguntaba “¿y qué? ¿ya tienes tele?” y yo: “no…” y eso para ella era un sinvivir. Hasta que un día se me acerca confabuladora y me da un fajo de billetes.
– “¡¿Yaya, qué haces?!”
– “Pa tu cumple, pa tu santo, pa los reyes de los últimos años… ¡pa que te compres una tele!”
– “Yaya, que no es eso… que no la tengo por que no la quiero.”
Me miró con esos ojillos verdes, desencajada, y me suelta: un “pero… eso es muy raro, hija…” que me dejó pensativa.
(Este post se inicio como réplica al lío que se montó aquí: 
Decidí convertirlo en un post para mi blog en el momento en que visualicé los ojitos de mi abuela. No podía dejarla por ahí tirada, así que me la traje aquí.)
Pues eso, que en este nuestro país que, por cierto lo estamos dejando hecho trizas, al que no baila al son de todos, al que difiere un poco del resto por lo que sea, se lo machaca. ¿Será nuestra debilidad nacional? Si tienes tele “qué raros son los que no tienen tele”. Si no la tienes “qué raros son los que tienen tele”
¿Y qué más dará? ¿Cuando aprenderemos a vivir y dejar vivir? Los argumentos han quedado claros de entrada. Hay la opción 1 y la opción 2 (y probablemente más pero si no damos a basto con dos). No sabemos discutir posiciones enfrentadas con argumentos, enseguida nos vamos al “pues tú eres idiota y prepotente” o “pues tú más”. ¿Por qué no puede haber diferentes opciones válidas para uno u otro? ¿Por qué no podemos discutir esas opciones, valorarlas, quedarse cada uno en la suya o probar la otra para ver qué pasa y ya está? ¿Por qué si no hago las cosas como tú soy idiota?
No soy idiota. Soy otra.
Me parece alucinante que algo así genere semejante polémica. Como si no tuviéramos cosas más duras que discutir y resolver.
Bueno, me voy a ver la tele… o no.
Anuncios

Dime cositas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Los ojos de mi abuela en CON GORRO . . . Y A LO LOCO.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: