Definiendo una línea editorial

mayo 22, 2013 § 2 comentarios

DSC_2030-1000

¡Toma título chulo! Este es un post de, digamos, reflexión sobre el hecho de tener un blog.

Escribir un blog parece un juego de niños ¿eh? Pero no te creas, tiene su intríngulis. Lo dificil no es arrancar. (Con estas plantillas tan molonguis del WordPress, tienes un blog en un pispás). La cosa se complica pasado un tiempito.

Aquí está.  Aquí Celestino lo dice todo. Es la crónica de una muerte anunciada.

Lo que me pasa, doctor, es que (aparte de un poco -o un mucho- de disciplina) ¡necesito una línea editorial!

¿Por qué será que cuando las cosas las dice según quién, uno lo ve todo clarísimo? Este hombre tienen más razón que un santo. No se puede ir al tuntún. Bueno se puede sí, pero luego pasa lo que pasa. Y este, mi blog, es un blog de ir al tuntún.

Por eso  el otro día una persona, a la que en poquito tiempo he llegado a apreciar mucho, me sacó los colores al decirme  “has de seguir escribiendo en el blog, has de escribir cada día”. Tremendo ejercicio el de escribir aquí cada día pero veamos que dice este señor, porque merece la pena leerle. Para escapar a una muerte de blog segura nos recomienda:

Definir objetivo y audiencia. Empecé escribiendo para mi familia hasta que la aburrí. Luego logré aburrir a alguna amiga.  Creo que ahora hasta mis amigas se han dado el piro y quedan un par de caras nuevas, caras nuevas que no he visto jamás y que probablemente, al tener blog propio, sepan apreciar el esfuerzo de juntar una palabra tras otra para no decir mucho al final… Puedo imaginar a mi audiencia como chicas de más de 30 años, muy probablemente con hijos y posiblemente blogueras. 😉

Ajustar temática a objetivo y audiencia. El objetivo (a pesar de tener una tiendecita on-line) no es exactamente vender. Creo que lo de escribir aquí tiene más que ver con un pequeño desarreglo narcisista mal elaborado… o con la extraña gestión de un par de noches en vela.

Estudiar a la competencia. Mmm… creo que en este caso no ha lugar. Compito contra la irregularidad, contra la indisciplina, contra la dispersión mental.

Enfocar hacia un público. El de antes.

Buscar mi propia personalidad. Bueno, creo que a estas alturas, más que buscarla lo que toca hacer a ratos es más bien disimularla. No porque tenga mucha, sino porque la que tengo ya no se corta un pelo.

Un poco de SEO. Sí. Merece capítulo aparte y todo.

Importancia de las imágenes. Casi todas las imágenes del blog son mías excepto algunas que he tomado prestadas, mencionando por supuesto al autor. Sin embargo, creo que voy a dejar de hacerlo porque, realmente, las imágenes son una parte muy importante del blog. Son contenido que me gustaría seguir generando yo misma, como cuando empecé.

Autores.  Aquí comencé contando tonterías del que fue mi bebe 8 años atrás. Ahora cuento otras tonterías. Es mi blog particular. He probado por otro lado lo del blog coral y tampoco es mala idea, tiene su punto, pero es cierto que vale la pena estudiarlo bien para que la aventura no termine, como dice Celestino, en el cementerio de blogs.

Periodicidad.  Importante que no se olviden de ti, que te esperen con ganas. Importante no aburrir. ¿Una vez a la semana tal vez?

Día de publicación. Si logro publicar una vez a la semana me doy con un canto en los dientes, así que no me voy a poner puntillosa con lo del día…

Ámbito geográfico. Está claro que escribir en inglés mola mucho porque te leen en todos lados… pero no me digas que no es bonita la lengua cervantina.

Extensión. Acabo de darme cuenta de que al pie de página ¡hay un contador de palabras! Hasta aquí llevo 572. Así que se supone que has tardado poco más de un minuto en leerme. ¿Sí?

También he encontrado interesante este post de Blogging es Branding acerca de cuál puede ser tu línea editorial. Y aquí añado, a modo de chuleta para mí misma, un post escueto y concreto que recoge buenos consejos para mejorar tu experiencia bloguera: Top 15 blogging best practices.

Hasta la semana próxima ¿Maybe?

Anuncios

Etiquetado:,

§ 2 respuestas a Definiendo una línea editorial

  • Mira, si al blog lo ves como a un periódico y no lo sigues siempre, seguro que va al fracaso. Pero si lo ves como algo tuyo, en donde libremente muestras lo que quieres en el momento que te apetece, no tiene por qué morir. Es un espacio en el que te refugias de vez en cuando.
    Nunca entendí la frase “Tener personalidad”. ¿Qué quiere decir? No es como tener un auto. Todos tienen una personalidad, lo que pasa que algunos son más interesantes.
    Y por qué un contenido tiene que tener tantas líneas. A veces se dice mucho con una sola frase. Me parece que me suscribo a este blog! 🙂

    Me gusta

Dime cositas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Definiendo una línea editorial en CON GORRO . . . Y A LO LOCO.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: