Exuberant Ladies

junio 13, 2013 § 5 comentarios

5873665778_a6457d628fMi hija, que tiene dos paticas que parecen de alambre unidas a algo que supuestamente es un culo pero en su caso no puedes llamarlo de otro modo que “final de la espalda”, me preguntaba el otro día si tenía el culo gordoooo. Hija mía, por favor. No lo tienes ni gordo ni flaco. Simplemente, no hay objeto que valorar. Es inexistente. Lo que tienes te da justo para que tus huesitos no me rayen la sillas.

Tiene ocho años y al oír esto un flash de preocupación atravesó mi mente. Rápido, reacciona. Muéstrale algo bello y a ser posible exuberante a más no poder. Claro. En seguida me vino a la cabeza Beyoncé y le enseñé este fantástico video:

No sé si captó el mensaje pero ahora circula por casa con unas bragas negras mías encima de unas mallas bailando a ritmo de Single Ladies… Que de verdad que da mucha risa ver a una niña sin culo y tan canija contoneándose como este pedazo de mujer. Que Dios le guarde esas piernas a Beyoncé y provea a mi hija de la autoestima que las niñas necesitan para enfrentarse a una sociedad tan enferma como esta.

1371033009_340980_1371034324_noticia_normal

¿Habéis visto la publicidad de Roberto Cavalli? No entiendo. ¿Que el cuerpo de Beyoncé es “demasiado ancho” para lucir los diseños de Cavalli? ¿Por qué hacen estas cosas? ¿Es para ahorrar tela?

Y en este punto (y medio año más tarde) edito este post para incluir una excepcional charla de Jean Kilbourne. Todas nuestras hijas deberían escuchar esto. Just in case, bajo el vídeo encontraréis una transcripción al español.

La imagen de la mujer en publicidad

A veces la gente me dice: “Llevas hablando de esto 40 años” ¿No han mejorado en algo las cosas? y de hecho, tengo que responder: “La verdad es que las cosas van a peor”

La publicidad nos vende algo más que productos, nos vende valores, nos vende imágenes, conceptos de amor, de sexualidad y de éxito y, quizás lo más importante, de “normalidad”. Nos dicen en gran medida quienes somos y quienes deberíamos ser.

Sin embargo, ¿qué nos dice la publicidad acerca de las mujeres? Nos dice que lo más importante es nuestra apariencia. Así que lo primero que los publicistas hacen es rodearnos de imágenes de la belleza femenina IDEAL. Las niñas aprenden desde muy temprana edad que debemos invertir mucho tiempo, mucha energía y dinero luchando por conseguir este aspecto y sintiéndonos avergonzadas y culpables cuando no lo logramos. Y el fracaso es inebitable porque el ideal está basado en la más absoluta perfección. A la modelo de la foto, jamás se le ve una línea o una arruga. Desde luego no tienen ni cicatrices, ni imperfecciones. De hecho, ¡no tiene ni poros! Y el aspecto más importante de esta perfección es que NO puede ser conseguida. Nadie tiene ese aspecto. Ni la misma modelo de la imagen. Esa es la pura verdad. NADIE es así.

La supermodelo Cindy Crawford dijo una vez “me encantaría ser como Cindy Crawford”. No podría. Ese es un look conseguido a lo largo de los años a base de maquillaje. Hoy en día eso se hace con la magia del retoque digital. Así, a Keira Knightley le ponen pecho, a Jessica Alba la hacen adelgazan, a Kelly Clarkson… bueno lo de Kelly es muy gracioso porque la portada dice “adelgaza a tu manera” pero en realidad ella adelgaza “a la manera de photoshop”.

Jamás verás una foto de una mujer considerada bella, que no haya sido retocada. Hemos crecido en una sociedad que convierte constantemente el cuerpos de mujer en objeto. Una botella de Michelor, parte de un videojuego… Esto está en todas partes, en todo tipo de anuncios. Los cuerpos de las mujeres se convierten en cosas, en objetos, por supuesto esto ¡afecta a la autoestima de las mujeres! pero hacen además algo incluso más insidioso, crean con ello un clima que favorece la violencia contra la mujer. La cosa no es tan simple como decir que este anuncio provoca violencia pero, el hecho de convertir a un ser humano en una cosa es, a menudo, el primer paso hacia la justificación de la violencia contra esa persona.

Esto lo vemos con el racismo, con la homofobia, lo vemos con el terrorismo. Siempre se da el mismo proceso: se deshumaniza a la persona y la violencia hacia ella se vuelve inevitable y ese es un paso que se está dando constantemente contra las mujeres.

El cuerpo de la mujer es “desmembrado” en los anuncios, que son enfocados hacia una sola parte del cuerpo. Por supuesto, esto es lo mas deshumanizante que puedes hacerle a alguien. Mires donde mires, verás cuerpos de mujer convertidos en cosas, a menudo simplemente ¡partes de cosas! y las niñas reciben este mensaje desde tan pequeñas: que tienen que ser imposiblemente bellas, atractivas, sexy, extremadamente delgadas y también reciben el mensaje de que van a fracasar porque no hay forma humana de conseguir eso. Las niñas se sienten bien cuando tienen 8, 9 o 10 años, pero tarde o temprano se dan contra un muro que puede llegar a ser insalvable… y parte de este muro es, sin duda, el gran énfasis en la apariencia física.

Así que, no nos sorprendamos de todos estos desarreglos alimentarios en nuestro país y (en aumento) en el resto del mundo. Hace ya mucho tiempo que hablo de esto y sigo pensando que las modelos no pueden adelgazar más… pero lo hacen ¡siguen adelgazando!

Esta es Ana Carolina Reston murió a los 21 años de anorexia. Pesaba 40 kilos y cuando esto sucedió seguia activa como modelo. Las modelos, literalmente, NO pueden adelgazar más. Así que aquí llega photoshop para continuar la labor.

¡Por suerte, hay excepciones! Kate Winslet ha manifestado su rechazo a que Hollywood dicte su peso. Cuando la revista británica GQ publicó su portada con una Kate extremadamente retocada, la actriz hizo públicas unas declaraciones en que decía que los retoques fueron hechos SIN su consentimiento. “Yo no soy así y, lo que es más importante, yo NO quiero ser así. Puedo deciros que han reducido el tamaño de mis piernas en torno a un tercio.”

¡Bendita seas, Kate!

Así pues, ¿qué podemos hacer con todo esto?
Lo primero es tomar conciencia, prestar atención y reconocer que esto nos afecta a todos. Son problemas de salud pública. La obsesión por la delgadez es un problema de salud pública, La imagen de la belleza ideal, la violencia contra la mujer… Todo esto son problemas de salud pública, que nos afectan a todos y que sólo pueden ser resueltos modificando el entorno. Jean Kilbourne

 

Post especialmente dedicado a LAS que piensan que “las canas te hacen mayor”, te dan un “aspecto de dejadez” o “te hacen parecer guarra/marrana”… Ojo, que no defiendo la cana por la cana. Tú tíñete si quieres, pero no me machaques a mí por no hacerlo. Es decisión mía y de nadie más. Y que sepas, que ni yo parezco mayor de lo que soy por no teñirme, ni tu más joven de lo que eres por hacerlo. Te lo digo, con todo el cariño, por si no te habías dado cuenta. 🙂

Lo primero que tenemos que hacer, amigas mías, es tomar conciencia y darnos cuenta de que nosotras (las mujeres) no somos sólo víctimas, también somos parte del problema por creernos este discurso absurdo de la belleza inalcanzable y, de forma peligrosamente inconsciente, transmitírselo a nuestras hijas.

¿De qué nos sorprendemos luego?

Compártelo en tus redes, si crees que es necesario que nuestras hijas sepan esto.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , ,

§ 5 respuestas a Exuberant Ladies

  • Marisa dice:

    ¿Sabes que yo me tiño porque mis pequeñas me lo piden? No es que me guste verme con mis mis canas salpicadas de pelo bonito, pero siempre he intentado resistirme al tinte. Cuando mis raíces tienen ya dos centímetros y me planteo cortarme el pelo y dejarlo natural, viene Irene, 6 años, y me dice: “Mami, ¿cuándo te vas a teñir? Me gustas más con el pelo teñido”. Y yo, ¿qué digo? Mecagoentó.

    Me gusta

    • nurananu dice:

      La mía también me hace ese chantaje (la muy cerdis) Es duro. Lo sé pero… ¡sé fuerte! Jaaja!

      Le dices, más chula que un ocho, que gracias por el consejo pero que A TI tu pelo te mola tal cual (creyéndotelo, claro) y te quedas tan ancha y tan feliz.

      ¡La juventud no está en color del pelo sino en la actitud!

      Lo dice una que acaba de darse cuenta de que lleva un anorak negro de vieja. La semana que viene que compro uno de jovencilla… pero mi pelo, el mío 😉

      Marisa, no te enrolles, que tu tienes una mata de pelo preciosaaa!!!

      Me gusta

  • Imma dice:

    Si yo fuese Beyoncé, amontonaría en el jardín de casa todas las prendas que tuviese de Cavalli, las rociaría con gasolina y les prendería fuego. “Si yo no soy lo suficientemente buena para él, sus prendas tampoco lo son para mí”. Y a mi niña, la apuntaría a clases de danza del vientre para que aprendiera a contonearse, con o sin culo.

    Me gusta

    • nurananu dice:

      Yes!! Yo intentaba orientarla hacia el hip hop… pero la danza del vientre es una propuesta genial. ¡¡Gracias Imma!! 🙂

      Tú lo has dicho. Esa es la clave. Todas somos bellas CON o SIN culo. Por favor, hijas nuestras: Sed más inteligentes que nosotras y que ningún Cavalli logre jamás debilitar vuestra autoestima. ¡Sois lo más!

      Me gusta

Dime cositas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Exuberant Ladies en CON GORRO . . . Y A LO LOCO.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: