La bondad de los extraños

marzo 21, 2014 § 13 comentarios

"Siempre he dependido de la amabilidad de los extraños" Un tranvía llamado Deseo

“Siempre he dependido de la amabilidad de los extraños” – Un tranvía llamado Deseo

Nos enseñan de pequeños a desconfiar de lo desconocido, a no aceptar caramelos de extraños porque alguien ha escuchado una historia de terror acerca de un señor que…

Permitidme una pregunta: ¿Cuántos de vosotros habéis recibido caramelos drogados en vuestra vida? Yo ninguno. Que yo sepa. ¿Cuántos extraños se os han acercado con caramelos para vosotros o vuestros hijos? Seguro que más de un incauto y, no falla: siempre hay alguien que, en seguida, le reprenderá con una mirada torcida. En nuestro mundo enfermo, un extraño con una sonrisa y un caramelo en la mano es un criminal en potencia.

Sí. Es cierto que el miedo guarda la viña pero, personalmente, pienso que esa creencia hace más mal que bien. Que deberíamos desterrar el miedo porque el miedo y nos aleja de la lucha, nos aleja del éxito y nos aleja de las personas. Yo no siempre he confiado en la bondad de los desconocidos pero ahora sí que lo hago y cada vez con más fuerza.

No se nos habla, en cambio, de la posible maldad de los cercanos. Jamás. Un conocido es, por definición, una persona sin tacha. Una persona de la que te puedes fiar porque… es conocida.

Si nos quitáramos de encima estos perjuicios, descubriríamos mundos que corren paralelos a los nuestros a los que es posible saltar y en los que también vale la pena vivir. Si no fuéramos tan cegatos, tal vez, nos percataríamos de situaciones abusivas en nuestro entorno y prepararíamos a nuestros hijos mejor para saber diferenciar el bien del mal, ya vengan de un desconocido o de una mano “amiga”.

No me gusta la gente que por norma desconfía de los demás. Cada vez menos. Cuando era más joven solía pensar que uno tiene que ganarse la confianza de las personas. Con el tiempo me he dado cuenta de que, en realidad, tendríamos que regalar nuestra confianza a quien todavía no ha dado muestras de ser indigno de ella. Y es cierto que eso nos hace vulnerables… sí ¿y qué?

Los acontecimientos de los últimos días y mi particular campaña electoral me reafirman en algo en lo que siempre he creído: la bondad de los extraños. Un voto de un amigo es MUY DE AGRADECER (sobretodo teniendo en cuenta que no todos tus amigos te lo dan) pero es algo que de un modo u otro podrás agradecer con una palabra, un gesto, un beso, un café, un chiste o una caipirinha…! Sin embargo, el voto de un extraño, el voto de alguien que no te conoce, ni te quiere, ni va a ser recompensado con una palabra, un gesto, un beso, un café, un chiste o una caipirinha… ese voto tiene un valor inconmensurable y QUIERO AGRADECER DE TODO CORAZÓN TODOS Y CADA UNO DE LOS VOTOS que me habéis dado y, muy especialmente, los de mis votantes anónimos porque, si no es de esta manera, no se de qué otra forma podría agradecéroslo.

Era ayer el día de la felicidad, y no hoy. Como siempre, voy tarde pero no quiero dejar de decir esto de lo que cada día estoy más convencida:

Si fuéramos más confiados, viviríamos más felices.

Editado el 22 de marzo para añadir la caipirinha de Fran! 🙂

Anuncios

§ 13 respuestas a La bondad de los extraños

  • pequeboom dice:

    Tienes mucha razón, yo no soy desconfianza y nunca me he llevado ningún palo ni ningún susto, más bien estos han sido con los conocidos 😦

    Me gusta

  • Veo que lo de los caramelos con droga era un recurso común en todas las familias de la época. Yo creo que antes era más desconfiada, pero desde que tengo el blog, con la de gente que me aconseja y comparte experiencias y que son absolutos desconocidos, creo que estoy empezando a confiar más. ¡Suerte en el concurso! (yo también participo pero tengo muy poquitos votos).

    Me gusta

    • nurananu dice:

      ¡Gracias! ¡Suerte para ti también! Hasta el final nadie es dichoso y la cosa todavía puede oscilar mucho… Me voy directa a leer tu entrada. 🙂

      Me gusta

    • nurananu dice:

      ¡¡Ya la había leído!! Me acuerdo por lo de la huerta valenciana, que me hizo gracia. 🙂 OJO. En el pie del post dices que se te puede votar clicando un banner arriba a la derecha. ¡Mira a ver si está bien porque yo no he sabido encontrarlo! Va a ser por eso lo de los votos…

      Me gusta

    • No, el banner funcionaba pero es que estoy migrando el blog y de vez en cuando todo me aparece y desaparece ¡pero gracias por ser tan limpia compitiendo y avisarme! Ya que yo no voy a ganar ¡ojalá ganes tú!

      Me gusta

    • nurananu dice:

      Jaajajaja! Gracias! y… ¡Feliz migración! 😉

      Me gusta

  • ¡Cuántas verdades!
    Esa historia del caramelo la viví en primera persona, y justo el día que llegué a Munich. Algún día te lo cuento!
    El mundo está lleno de gente buena, que tiene la mejor predisposición para ayudar a los demás, y no necesariamente son conocidos. 🙂

    Me gusta

    • nurananu dice:

      Ya te digo, Paula, a mí hay una par de desconocidas que me tienen el corazón robado… 😉
      Ya me contarás esa historia que me quedo con la intriga!!

      Me gusta

  • remorada dice:

    ah, que… ¿y la caipirinha? 😛

    es broma, es broma ^^ espero que nos podamos ver en paguí! qué ilusión! ^0^

    Me gusta

  • Pues estoy totalmente de acuerdo!
    Nos enseñan a ser desconfiados, a no fiarse de los desconocidos (y a fiarnos de los que sí conocemos) y así nos va! Porque la vida nos demuestra muchas veces que hay más Buenos Samaritanos que Judas.
    Un beso!!!! 🙂

    Me gusta

Dime cositas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La bondad de los extraños en CON GORRO . . . Y A LO LOCO.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: