Frikitime

enero 30, 2016 § 3 comentarios

Big-Bang-Theory

El frikitime ha sido el invento del año. Desde que lo instauramos, nos ha cambiado la vida. El Frikitime es ese ratito en que te olvidas de mí y me dejas hacer esas cosas que me encanta hacer y a ti te la traen al pairo. Ese ratito en que tú te entregas a esas actividades absurdas de las que yo paso olímpicamente. Y qué vamos a hacer… ¿ponernos a llorar porque no compartimos aficiones? Claro que no. Mejor entregarnos a ellas al unísono, cada uno por su cuenta y en paralelo. Luego nos lo explicamos. O no.

Incluso me atrevería a decir que si se institucionalizara el Frikitime, ¡se salvarían muchos matrimonios!

El Frikitime es el ratito que existe entre acostar a los niños y limpiar la cocina, y el capítulo de Big Bang Theory de turno que compartiremos (junto con una tableta de chocolate, unos pistachos o cualquier otra guarrería) antes de acostarnos.

El Frikitime puede oscilar entre una y tres horas y es ese espacio de tiempo en que tú y yo nos dedicamos, por separado, a hacer cosas que con el otro no haríamos bien por vergüenza, porque no queremos arriesgarnos al descrédito o porque, simplemente, ¡nos apetece hacerlas a solas!

A saber: Escribir un post para el blog (yo), jugar a un videojuego (tú), responder correspondencia (ambos), organizar fotos (yo), programar alguna aplicación (tú), idear un mundo paralelo (tú)… Admite que tú eres un poco más friki que yo. Que no pasa nada. No pasa nada, sobretodo porque sé que jamás vas a leer esto. Aunque, por si acaso, te pondré un smiley 😉 para que comprendas que es broma.

Nuestro Frikitime es tiempo de encuentro con uno mismo ¡que va genial! antes de ir al encuentro del otro. Porque cuando llegas al otro, habiendo vertido tu energía en lo que a ti personalmente te interesa, llegas crecido, relajado, conmovido, satisfecho y agradecido.

La semana pasada, mi frikitime particular fue especialmente fructífero, dado que de esos ratos salieron dos de mis mejores posts. Ambos son reflexiones que han surgido a raíz de tristes sucesos. Reflexiones en que intento darle la vuelta a ciertas creencias o cosas que se escuchan.

Siempre son los hijos de los demás surgió a raíz de los comentarios que suscitó el suicidio de un niño de 11 años que sufría acoso escolar. Su muerte conmocionó al país y puso de nuevo sobre la mesa el gran problema fantasma que viven nuestras escuelas.

Y lo metió en casa lo escribí tras el terrible suceso en Vitoria (abuso y asesinato de una criatura de 17 meses). El detonante también fueron algunos comentarios, que no me parecían del todo apropiados.

En definitiva, yo estiro los minutos de mi oasis particular y me regodeo en él todo lo que puedo (y lo mismo haces tú, compañero) intentando alargar ese rato, hasta que uno de los dos llame al otro para cerrar la velada juntos.

¿Hay algo más romántico que el Frikitime? 100% Saludable. 100% Recomendable.

Anuncios

§ 3 respuestas a Frikitime

Dime cositas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Frikitime en CON GORRO . . . Y A LO LOCO.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: