La farsa de mi vida

febrero 20, 2015 § 27 comentarios

Merecer o no merecer… That is the question

El caso es que llevo años, sintiéndome una farsante y estoy hasta el mismísimo.

Hace más de 20 años, cuando entré a hacer mis prácticas en aquel estudio de arquitectura pensé “he entrado porque mi amigo me ha recomendado, no por mérito propio” y cuando entré en el siguiente volvió a ser porque alguien de dentro, que había trabajado conmigo en en el despacho anterior, habló bien de mí “porque le caigo bien” -pensé yo. Una “amigo” mío lo celebró con un “qué injusta es la vida” y yo tuve que darle la razón porque claro, era injusto que me cogieran a mí y no a él… que ni siquiera había solicitado el trabajo. En el primer despacho estuve unos cuatro años, en el segundo acabé quedándome casi cinco.

Años más tarde solicité una beca para estudiar en el extranjero y, contra todo (mi) pronóstico, se equivocaron y me la dieron. Parece que la recomendación de mi jefe coló. Pero es que esa recomendación era un requisito y cada uno presentaba la suya. La mía “coló”. De nuevo “ocupando el puesto que le correspondería a otro”. Y esa sensación de desasosiego de “en cualquier momento se van a dar cuenta y les voy a defraudar”. Creía que con el tiempo ese sentimiento extraño iría menguando, a medida que ganara seguridad en mí misma, pero los años han pasado (muchos) y sigo comportándome como una estúpida.

A mi pareja, lo miro a menudo y pienso… “Joer, con el tiempo que llevamos juntos y todavía no se ha dado cuenta. No sabe quien soy, porque si lo supiera no estaría conmigo. ¿Y esos niños que tengo en casa? No me los merezco. ¿Por qué?” Y lo atribuyo a mi buena estrella o a un despiste cósmico. Y sigo con el corazón en un puño, cuando una amiga me propone que nos asociemos para trabajar juntas. “¡Qué descalabro! En cuanto se dé cuenta se acaba nuestra amistad.”

Y ahora, en un nuevo capítulo de “La Mujer Farsante”, voy a solicitar mi colegiatura en este rincón del mundo. He presentado, pulcramente, toda mi documentación en este idioma del demonio, que jamás dominaré. Creo que cumplo los requisitos. Aún así, lo repaso una y mil veces para encontrar el gazapo, porque seguro que lo hay. Seguro que encuentran la razón para no darme acceso porqué en realidad… ¿Me lo merezco?

¿Se puede ser más mema?
¿Se puede peinar tanta cana, como peino, y seguir con esas inseguridades adolescentes?

No se trata de merecer o no merecer las cosas. Se trata de ir a por ellas y dejarse sorprender por la vida. Y cuando la vida te las niegue, a otra cosa mariposa. O la misma una y otra vez.

Es tan fácil como cambiar un “¿Podré?” por un “¡Podré!” (como el día que casi salgo a cenar con Harrison Ford…)

“Querido 2015, te pido que seas el año que me libre de la maldición del farsante. Déjame cagarla a gusto y sin miedo de decepcionar a nadie que no sea yo misma. ¡Hombre, ya!”

Tengo unas cuantas amigas que me han confirmado haber experimentado este sentimiento. ¿Es una cosa sólo de mujeres? ¿Puede un hombre sentirse un farsante? ¿O nosotras nos lo contamos y vosotros no? Porfa, algún hombre que me saque de dudas…

Anuncios

§ 27 respuestas a La farsa de mi vida

  • Silvia dice:

    Nuria de la pradera…mi primera amiga en Alemania, espavila reina que eres leche, ho saps, si no ho fores no t’haguesis posat eixes mitges jijijiji…mira que me metí contigo. A veces, sólo nos lo tenemos que creer un poquito…que estamos en racha!!! 😉

    Le gusta a 1 persona

  • remorada dice:

    podrás, claro que podrás! lo sabían todos los que te llamarony te recomendaron, porque eres un pack completo de lo que se necesita saber para hacer bien las cosas a nivel profesional + lo que se necesita tener dentro para hacer las cosas bien a nivel personal. ¡un bien escaso!

    y encima escribes muy bien, qué guarri 😛

    Le gusta a 1 persona

    • nurananu dice:

      😀
      Qué bien sienta que te digan cosas bonitas… pero eso está mal!
      Porque del mismo modo, las cosas que no son tan bonitas hacen más daño. Es preciso cargar con una mini coraza y lograr que nos resbale tanto el halago como el ataque. Por supuesto, escuchar y hacer auto-crítica pero sin pasarse y, sobretodo, sin dramatizar. Al final, la opinión que más debería pesar es la propia! ¿No? ¿Alguien ha entendido algo de lo que he dicho aquí? Pues que me lo explique.
      Besitos para la Barna soleada!! 🙂

      Me gusta

  • mariaddlor dice:

    Pues sí nena, que hay que quererse y creerse un poco. Yo siempre pienso que soy un poco lomo tipo adobado. Pero al final uno se tiene que dar cuenta que mejor o peor, te curras lo que tienes. un besote y ánimo!

    Me gusta

  • Marta dice:

    Pues farsante o no, si te lo mereces, no tienes porqué dudar de los demás, porque eso repercute en ti. Te lo mereces, igual que otro que podría haber presentado la documentación o tener una carta de recomendación.

    Me gusta

    • nurananu dice:

      Sé que los demás sienten la imagen que yo proyecto. ¡¡¡Lo séeeee!!! ¡Y por eso me es tan urgente cambiar de actitud! 🙂 Gracias por los ánimos.

      Me gusta

  • Azul Celeste dice:

    ¿Porqué será que sentimos eso de no merecer?
    Has dado en el clavo, hay que ir por las cosas que queremos!!!
    Muy buena tu reflexión! 😉

    Me gusta

    • nurananu dice:

      ¿Por qué? ¿por qué? ¡Eso quisiera saber yo! Y es que además… quien no lo haya sentido pensará que somos unas absurdas!! ¿Será que nos preocupamos en exceso por lo que vayan a pensar los demás? Mmmm…

      Le gusta a 1 persona

  • Bego dice:

    Nuria, yo creo que eres una de las mejores personas que conozco y estoy orgullosa, mucho, de que estés en mi vida. Ojalá que no estuvieras tan lejos. Convéncete!! Eres grande, eres lista y eres importante. Los farsantes, si los hay, son los otros. Un beso enorme y a por todas!!

    Me gusta

  • ruthderioja dice:

    Cualquier mujer con el pelo azul y esas medias que son el éxito de cualquier fiesta… No es una farsante. Es la mujer que todos queremos tener a nuestro lado cuando caemos en nuestras propias farsas. Porque todas las tenemos, “no te hagas la chulica”, como dicen por aquí.. Mil besos

    Me gusta

    • nurananu dice:

      Ruth!! Me parto! ¿Te fijaste en mis medias? No sabes la bronca que me llevé por llevarlas. “Tienes el gusto en el culo! Adónde me vas con eso…” ¡Genial! Media hora antes de la fiesta y sin otra cosa que ponerme, salí pensando “bueno… tampoco se verán tanto”
      Sé que no soy la única farsante… Dios las cría y ellas van y hacen una Party!
      Besos!!

      Me gusta

  • Rosa dice:

    No puedes ser una farsa cuando las personas que mejor te conocen te quieren. No sólo tu familia sino también tus amigos. Así pues deja de machacarte y empieza a pensar: soy fantástica, soy estupenda y voy a conseguir todo lo que de verdad me proponga en esta vida tanto familiar como profesionalmente. Piensa que si la gente que te conoce te recomienda será por algo. Porque confía en ti y saben que quedarán bien recomendándote y no les defraudarás. Así que ponte las pilas y a seguir luchando y disfrutando de la vida que es lo único que tenemos. Un petó molt fort.

    Me gusta

    • nurananu dice:

      Pocas cosas espabilan más, que que entre tu tía en tu blog y te dé un cachete digital… 🙂
      Gracies, Rosa! Ja saps que sempre he sigut una mica figaflor 😉
      Gràcies pel comentari… i per llegir-me!! Quina il.lusió! Així em feu companyia en la distància!!
      Petons i fins aviat!!!
      :-*

      Me gusta

  • Leticia dice:

    ¿Farsante, tú? Ja. Eres una verdad como la Sagrada Familia. Te muestras a corazón abierto, sin edulcorantes, tal como eres. Y te «compramos» así.
    Te recuerdo que en esta vida muchas cosas sin cuestión de actitud. Así que ponte el traje de triunfadora y a comerte Alemania, amiga. Y pásate por mi rincón y relee mis propósitos 2015, que te presto los que quieras.
    Un besote

    Le gusta a 1 persona

    • nurananu dice:

      😀
      Gracias, Leticia, por ese recordatorio. ¡Cuánta razón tienes! Recordemos que la que más ligaba en el cole no era la más guapa, sino la más creída!

      Si una cosa es cierta, es que hambre nunca me falta!! Quiero comerme un trocito de Alemania (digamos hacia el sur) y un bocata de calamares contigo en la Plaza Mayor. Besos!!!

      Me gusta

  • Esa sensación de no haber hecho suficiente es muy común en las mujeres. Pareciera que nada de lo que hacemos es suficiente. Y sin embargo, tenemos tanto poder interior… Estoy segura que nadie se ha dado cuenta de la farsa porque no es tal, porque siempre das lo mejor de ti con honestidad y amor. Lo contrario sería insostenible. Exito en esta nueva etapa.

    Le gusta a 1 persona

    • nurananu dice:

      ¡Muchas, gracias, Sandra!
      Sí! He observado que es un fenómeno que se da mayoritariamente en mujeres. O por lo menos, muchas amigas me confirman haber sentido algo parecido… Me encantaría saber si los hombres jamás tienen este tipo de sentimiento o simplemente lo inhiben y se lo quedan para ellos.
      He hecho un llamamiento pero pasan de mí :..(
      ¿¿Por qué no se manifiestan??

      Me gusta

  • Elisabeth dice:

    Todo lo que has logrado y alcanzado lo has mantenido y TE LO MERECES, que te sigan lloviendo oportunidades y a disfrutarlas

    Me gusta

    • nurananu dice:

      Jaajajajja!! Bueno, llover, llover… tampoco es que lluevan! pero sí, creo que nos quejamos cuando la cosa no va y dedicamos poco tiempo a celebrar las pequeñas victorias!

      Me gusta

  • Merak dice:

    Sabes que no soy de echarme flores, de reconocer mus puntos fuertes, pero hay uno que resulta tan evidente que ni yo puedo ocultarlo: soy la mejor “calando” a la gente. Así que si yo vi en ti a una persona brillante, que merece la pena y que cualquiera la querría en su vida… Es porque es así. Nunca me equivoco en eso! Asumelo corazon

    Le gusta a 1 persona

  • anyalors dice:

    Ya quisieran los farsantes ser como tu.
    Te mereces todas las oportunidades que te da la vida y a tu chico y a tus hijos,un besazo

    Le gusta a 1 persona

  • Qué bueno sería, que todos los farsantes que encontramos en el camino de nuestra vida, tuvieran el 0,1% de tu decencia.

    Le gusta a 1 persona

Dime cositas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La farsa de mi vida en CON GORRO . . . Y A LO LOCO.

Meta